Monet Viticultura, una innovación para el viñedo

monet
Con poco más un año de recorrido, Monet Viticultura se ha convertido en una referente tecnológico para multitud de productores de vino a los que ayudan a cultivar uvas más sana a través de una herramienta de precisión que ofrece valiosa información para la toma de decisiones sobre el terreno. 
Tras su exitoso paso por Open Future Galicia, un programa global de emprendimiento e inversión, visitamos su oficina en Nigrán y nos sentamos con Débora Franco, responsable del área de negocio, para conocer todas las posibilidades que esta empresa de innovación tiene que ofrecer a las bodegas. 


Una idea nacida desde la investigación

Los inicios de Monet Viticultura se forjan dentro de las paredes de la Universidad de Vigo, mientras sus tres socios fundadores trabajaban como investigadores en la aplicación de tecnologías para el sector primario. Esta experiencia les permitiría aprender que a pesar de que algunos trabajos tradicionales se siguen realizando manualmente, los productores ven la necesidad de utilizar la tecnología en el interior de sus bodegas sobre todo para los métodos de conservación.

“Nuestra intención no es interferir para nada en el proceso en absoluto; éste puede seguir siendo todo lo tradicional que se quiera. Se trata más bien de optimizar y controlar el terreno desde cualquier dispositivo conectado a Internet para así evitar riesgos futuros”.

Riesgos que vienen dados por las enfermedades típicas de la vid, que obligan a los técnicos del viñedo a aplicar cargas fito-sanitarias desmedidas que, muchas veces, disminuyen la calidad del vino y estropea el sabor de la uva.  Débora nos cuenta como actualmente trabajan con algoritmos, implementados y testados en 17 fincas durante dos y tres campaña, que permiten detectar le evolución de las cuatro enfermedades fúngicas más comunes: mildiu, oidio, botrytis y blackrot.

Además de la gestión del riesgo existente, la empresa proporciona un reporte con la evolución de la enfermedad de pasado a futuro, haciendo uso de una predicción meteorológica exacta en los próximos cuatro días para que la bodega tenga la capacidad de actuar. 


La misión principal de esta empresa de innovación es adaptarse 100% a las necesidades de sus clientes y conocer en profundidad los trabajos en el terreno. Quieren pensar y sentir como viticultores, aprender el oficio y seguir desarollando mejores en los procesos de medición de su sistema. 

¿Y cómo lo consiguen? Por medio de un viñedo experimental, controlado bajo la supervisión de Eugenia Comesaña, ingeniera agrónoma encargada del Área de Viticultura de la empresa. 

Metodología de tres pasos

“La toma de decisiones en el sector primario es muy difícil por la variabilidad que existe. Por eso, nosotros pretendemos que los productores tengan acceso a toda esa información relevante que necesitan consultar diariamente a través de nuestra plataforma”.

Para lograr una medición exacta, primero se lleva a cabo la instalación de puntos de medida o estaciones meteorológicas diseñadas por la empresa para el cálculo de los parámetros medioambientales a pie de viñedo como la temperatura, el viento o la cantidad de lluvia semanal, ajustados a los algoritmos de medición. En  caso de que la bodega ya tenga  instalación algún tipo de equipamiento, sólo se realiza la adaptación adecuada para que el sistema tenga acceso a los datos. 
Tal y como nos explica Débora, la personalización es máxima, permitiendo a los bodegueros configurar el software en función de sus objetivos y los tipos de riesgo a controlar. Una vez finalizado el proceso de instalación, el acceso de la plataforma web es inmediato y confidencial. 
Otra de las funcionalidad relevantes que ofrece esta plataforma es el sistema de gestión de incidencias, el cual permite al usuario incluir todos los manejos
realizados en el viñedo y cualquier
situación anómala detectada, como por
ejemplo postes dañados, localización de
rodales con síntomas significativos. 

“Si nosotros conseguimos informar a la bodega de cuándo hay un alto riesgo de que se produzca una enfermedad, la bodega sabrá que la aplicación de productos fito-sanitarios es justificada, eliminándose así por los tratamiento innecesarios y consiguiendo sostenibilidad y un ahorro en costes”.

Potencial de las denominaciones gallegas

El contacto y trabajo diario del equipo de Monet Viticultura con bodegas de las denominaciones de origen de Galicia, entre las que se encuentra Rectoral de Amandi y Abadía da Cova en Ribeira Sacra, hace que su visión sobre contexto actual vitivinícola sea global y certera.

Sin dudarlo, Débora cree en el potencial de los vinos de nuestra comunidad autónoma.”Cada uno con sus características y particularidades pero que son reconocidas tanto a nivel nacional como extranjero. Por lo tanto, hay que seguir trabajando en la promoción y en dar a conocer todo aquello que nos diferencia. La presencia en Internet y el marketing es fundamental para todos”.



*Conoce más sobre este proyecto tecnológico en el siguiente reportaje


Deja un comentario

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>