El despertar del viñedo: Desborre y lloro

desborre

Fuente: Consellería do Medio Rural e Mar (XUNTA)
Después del invierno, considerado por los viticultores como la estación de reposo para la vid, llegan  los nuevos ciclos entre los meses de febrero (finales) y mayo, reactivándose así la actividad vegetativa de las yemas que se encontraban dormidas. Esto se debe, en gran parte a  las bajas temperaturas que algunas zonas de cultivo presentan en época invernal -es el caso de Ribeira Sacra-.
Al llegar el mes de febrero, las cepas se podan y se limpian de impurezas. La primavera es la época adecuada para la realización de injertos en la planta. De esta manera, los primeros brotes aflorarán. 

El lloro de la vid

La entrada de días más soleados hace que la temperatura del suelo se eleve, de manera que las cepas vuelven a activar su respiración celular, absorbiendo más agua, elementos minerales y movimiento de las reservas. Se dice que la vid llora (o se mueve) por la segregación de savia que derrama por los cortes que se realizaron durante la poda. En Galicia, hablamos de “o choro da vid” para referirnos a este clave proceso que tiene lugar entre febrero y marzo con duración de días o incluso semanas. 

El desborre 


El desborre (o brotación) como consecuencia del ciclo de crecimiento dando lugar al hinchamiento de la yema latente, la apertura de las escamas y la aparición de la borra. Los primeros brotes se asoman como señal de vida del cultivo, mientras que en las yemas se desarrollan las nuevas hojas y tallos. 

Este mecanismo vegetativo se acelera a finales de marzo y principios de abril al alcanzar temperaturas medias de 10ºC. Los racimos empezarán a ser completamente visibles en la posterior etapa de floración. 

Hinchamiento de la yema
La importancia de la climatología
Como se puede leer en este artículo, es vital tener en cuenta las variaciones anuales de temperatura para entender los diversos procesos y ciclos que se van sucediendo. Los ciclos vegetativos cambian según las variedades y regiones vinícolas. 
Aún así, la climatología no es una ciencia exacta (y mucho menos en los últimos años donde ya se han alertado los efectos del cambio climático en la viticultura) por lo que se pueden llegar a producir fenómenos que afecten a la evolución positiva del viñedo como las intensas o inesperadas precipitaciones. 
Para saber más sobre la viticultura heroica de Ribeira Sacra y sus características, visita la web de VinoSacra. ¡Te animamos a comentar y compartir este artículo si te ha parecido interesante!

                                   

Deja un comentario

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>