Curso iniciación a la cata con vinos Ribeira Sacra (subzona Quiroga)

scale-4
Uno de los recientes cursos de iniciación a la cata de
vino organizados por el Consejo Regulador para dar a conocer sus caldos y
promocionar la candidatura de la Ribeira Sacra a Patrimonio de la
Humanidad se celebró en Quiroga.
La jornada formativa de iniciación a
la cata se desarrolló dentro de las instalaciones de una bodega, Val de
Quiroga, y fue dirigida por una enóloga del consejo regulador. 
Con ello
se pretende no solo enseñar las primeras nociones de la cata, sino
introducir al alumno en el mundo del vino y que pueda conocer todo el
proceso que empieza en la viña y acaba en la botella.
El curso. El curso de cata de vino fue impartido por la enóloga Ruth Fernández en las propias instalaciones de la bodega Val de Quiroga.

Curso de iniciación 
Los alumnos pudieron catar a ciegas en su primera
experiencia enológica cuatro caldos de la subzona de Quiroga: un tinto
joven, un blanco joven, un vino en barrica y otro ecológico.
En esta
primera experiencia formativa
para todo el grupo de alumnos, la catadora
Ruth Fernández los fue dirigiendo hasta que pudieron encontrar los
olores propios de estos vinos de la Ribeira Sacra, que casi siempre
ofrecen en nariz notas de fruta madura y frutos del bosque.
Una cata de aceite. Al igual que el vino, el aceite también se cata, y los alumnos participaron en una cata comentada en Quiroga.
Al término del curso de cata, el gerente de la
bodega Val de Quiroga les mostró las instalaciones y les explicó el
proceso completo, así como los pormenores del negocio en la actualidad. Y
además, y esta es una de las peculiaridades de algunas bodegas de
Quiroga, los alumnos vieron la almazara artesanal de esta firma, de
donde salen cada año unos cientos de libros de este oro líquido de
Quiroga, que solo se vende en bodega, ferias y circuitos reducidos
debido a su producción artesanal.
Y si el proceso de fabricación del vino ya es
toda una novedad para quien se inicia en el mundo de la cata y la
enología
, la visita a una pequeña almazara es aún mucho más novedoso.
La elaboración del aceite. Alumnos de un curso
de cata de vinos en Ribeira Sacra observan cómo se hace el prensado de
la aceituna para elaborar el aceite en una almazara de Quiroga.
En
Galicia este tipo de factorías son una auténtica rareza, ya que el
olivo productivo no se da prácticamente en ningún sitio más que en los
valles de Quiroga, gracias a su clima cuasi mediterráneo y a la
idoneidad del terreno influenciado por el valle del Sil.
Tras la visita a la bodega Val de Quiroga, los
alumnos del curso de cata se dirigieron a la parroquia de Bendollo, en
donde visitaron las bodegas Mondelo. Allí pudieron catar sus tintos
elaborados a base de mencía, y sus blancos de godello, pero también
visitar otra almazara de aceite que alberga esta bodega, y que estaba
en pleno proceso de trituración de la aceituna.
El bodeguero les explicó
como es la obtención del aceite desde el olivo, y finalmente ofreció a
los alumnos una breve cata comentada por un experto, en la que
recibieron las primeras nociones sobre la técnica para degustar el
aceite, que en sus primeras fases -visual y olfativa- presenta bastantes
similitudes con la técnica de la cata del vino.
La elaboración del aceite. Alumnos de un curso
de cata de vinos en Ribeira Sacra observan cómo se hace el prensado de
la aceituna para elaborar el aceite en una almazara de Quiroga.
Y finalmente, para completar el curso de cata,
también se incluyó a mediodía una degustación de productos ecológicos
maridados con los vinos de esa subzona de Ribeira Sacra
.
Las delicatesen fueron preparadas por el
restaurante O Grelo, de Monforte, y los alumnos pudieron degustar
ensalada de tomate con queso y chimichurri de algas de Portomuiños,
crema de queso de Xanceda con mejillones de Cabo Peñas, crema de castaña
de Alibós con miel de Anta y yogur ecológico de Arqueixal, albóndiga de
ternera ecológica Carballada con salsa de tomate y pan ecológico de
Ingapán, merluza al vapor con salpicón de espagueti de mar de Ardora, y
tarta de galletas Mariñeiras y Maruxa con glaseado de chocolate.
Los alumnos del curso de cata probaron cada una
de las recetas con distintos vinos y pudieron comprobar que sobre el
maridaje de un vino con un alimento aún no está todo escrito
. Uno de los
primeros mitos que se cayó durante el curso fue aquel de que los
blancos acompañan mejor el pescado y los tintos, a la carne.
Tanto la
catadora como los propios bodegueros mostraron sus experiencias propias y
de restauradores, de que un blanco puede acompañar muy bien incluso a
un cabrito y que algunos tintos son perfectos casi para cualquier buen
pescado.
El grupo participante en la experiencia también
visitó el Museo de Quiroga, en donde pudo ver los ancestrales
instrumentos utilizados para la elaboración del vino y el aceite,
incluida una prensa tradicional con la que se exprimía antaño la
aceituna en Quiroga.
INFO original via La Voz de Galicia: http://bit.ly/1tdltlw

Deja un comentario

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>